Open minds
will descend upon you

Texto de Platón comentado

Texto de Platón

«–El razonamiento nuestro de ahora no es en algo más sobre lo igual en sí que sobre lo bello en sí,y lo bueno en sí, y lo justo y lo santo, y, a lo que precisamente me refiero, sobre todo aquello que etiquetamos “eso lo que es “, tanto al preguntar en nuestras preguntas como al responder en nuestras respuestas. De modo que nos es necesario haber adquirido los conocimientos de todo eso antes de nacer (…) Y si es que después de haberlos adquirido antes de nacer, pienso, al nacer los perdimos y luego al utilizar nuestros sentidos respecto a esas mismas cosas recuperamos los conocimientos que en un tiempo anterior ya teníamos, ¿acaso lo que llamamos aprender no sería recuperar un conocimiento ya familiar? ¿Llamándolo recordar lo llamaríamos correctamente?»

(PLATÓN,Fedón) En este texto, su autor reflexiona sobre el problema de la adquisición del conocimiento.

Cuestiones:
1.Exponer las ideas y la estructura argumentativa del texto propuesto.

2.Explicar el problema del conocimiento en Platón y desarrollar sistemáticamente las principales

líneas de su pensamiento.

3.Relacionar el pensamiento de Platón con su marco histórico,sociocultural y filosófico.

  1. La idea principal que Platón nos expone es la cualidad innata del conocimiento.

También llamada reminiscencia esta es una de las pruebas que el filósofo de Atenas nos da de la inmortalidad de alma, junto a la ética y la indisolubilidad de lo simple, explicadas más detalladamente en el Fedón.

La estructura del texto es la siguiente:  se nos va dando una serie de ejemplos y razonamientos que nos preparan para aceptar sin reservas la idea principal, que aparece al final en forma de conclusión.

El primero de los ejemplos es que nosotros podemos agrupar las cosas sensibles en relación a que sean bellas, buenas, justas, santas…etc. Pero luego él se pregunta: ¿de dónde vienen estas categorías en las que todos coincidimos? Parece claro que provienen de la idea de lo bello, lo bueno, lo justo y lo santo. Y sólo nuestra alma ha estado en contacto con el Mundo de las Ideas antes de venir al cuerpo, por tanto ya tenía el conocimiento. Continúa afirmando que al nacer lo perdimos, y lo vamos recuperando poco a poco al entrar en contacto con las cosas sensibles, que nos remiten a las ideas que ya conocíamos antes. Finalmente termina con dos preguntas retóricas que no son sino la afirmación de los ejemplos que nos ha dado y la respuesta a todos ellos.

2.         Para Platón el conocimiento es sinónimo de purificación.

Según él existen dos mundos: el Mundo de las Cosas, en el que nosotros nos movemos y no es sino copia del mundo real, el Mundo de las Ideas. Durante su etapa de juventud estos mundos no estaban necesariamente separados, ya que él afirmaba que las esencias se encontraban en el interior de las cosas, hecho que denominaba imanencia. Sin embargo, en su madurez empezó a creer en la trascendencia, separación total de los dos mundos. El conocimiento pues, consiste en pasar del Mundo de las Cosas, que es finito, imperfecto, ininteligible y mutable al Mundo de las Ideas, eterno, perfecto, inteligible e inmutable. ¿Cómo se consigue esto? Pues purificando aquella parte nuestra que pertenece al Mundo de las Ideas: el alma.

El proceso seguido por el alma en su búsqueda del el conocimiento lo describe platón en su alegoría de la línea, libro VI de la República, y lo explica más detalladamente en forma de cuento en el mito de la caverna, también en la República, libro VII.

Primero el alma está en un estado de suposición, en el que sólo puede percibir sombras u objetos reflejados en el agua y las superficies pulidas. Luego pasa a la creencia o fe, y entonces es capaz de percibir las cosas a través de los sentidos. En el siguiente paso ya no está en el Mundo de las Cosas, sino que ha ascendido al de las Ideas. Este estado es el del pensamiento discursivo, que le permite comprender ideas matemáticas. Finalmente, a través de la intuición, puede llegar a las ideas más elevadas, y en la cúspide de todas hallará el Bien. Si consigue finalizar este proceso, el alma se habrá purificado, y obtendra el conocimiento.

Otra idea que conviene destacar de Platón es su división del alma, a lo que se refiere en el mito del carro alado, escrito en el Fedro.

Platón compara el alma con un carro tirado por dos caballos. El auriga es la razón, representada en el cuerpo como la cabeza, cuya virtud sería la prudencia. Por otro lado el caballo blanco es la irascibilidad, en el cuerpo el pecho, y su virtud la fuerza. Finalmente el caballo negro representa lo concupiscible, en el cuerpo el vientre y la templanza sería su virtud. Esto, aplicado a política, conforma las bases de la sociedad ideal que nos propone en la República: los gobernantes son aquellos en los que predomina la razón, soldados o defensores los portadores en mayor medida de la irascibilidad, y productores aquellos en los que abunda lo concupiscible.

Para terminar, es necesario también hacer una pequeña crítica al pensamiento plátonico. Por un lado, él afirma que la unión del alma con el cuerpo es forzosa, ya que la primera fue obligada a ello tras cometer un pecado. Pero por otro lado Platón cree, como su maestro Sócrates, en el relativismo moral, es decir, aquel que conoce el Bien es incapaz de obrar mal. El alma, que pertenece al mundo de las ideas, estaba en contacto con la idea de bien… entonces ¿cómo es posible que pecara? Quizá este razonamiento fallido no fuera más que otro cuento de los que Platón utilizaba para acercarnos a su pensamiento.

3. Platón estaba muy influido por los Pitagóricos y Sócrates.

Por un lado, de los primeros aprendió sobre la inmortalidad del alma y su proceso de purificación.

De su maestro Sócrates el intelectualismo moral y el concepto, la idea común a todos los seres y que podía ser explicada por medio del lenguaje. Pero una de las cosas que más le influyó de su maestro fue su traumática muerte, de la que fue testigo.

Sócrates había sido el sabio de Atenas por excelencia, en una época en la que la filosofía estaba muy de moda, pero sólo a nivel político. Lejos quedaban ya los primeros filósofos naturalistas, como Tales o Anaximandro, o las ideas innovadoras de los atomistas Leucipo y Demócrito. La democracia había llegado a Atenas, y de repente todos podían llegar al poder. En ese momento aparecen los sofistas, sabios que, a cambio de dinero, enseñaban técnicas de política tales como saber poner en ridículo los argumentos del oponente o convencer a una audiencia de cualquier cosa. A ellos se enfrenta Sócrates, afirmando que la verdad no es subjetiva e incapaz de comunicarse, pues es posible acercarse a ella mediante el diálogo y los conceptos. No siempre valorado como debiera, el genial Sócrates se consideraba a sí mismo “un tábano que pica sin cesar al caballo Atenas” y pregonaba el pensamiento individual y el inconformismo. Probablemente estas ideas fueron las que le llevaron ante un tribunal, acusado de corromper a la juventud ateniense. Finalmente su muerte fue decidida democráticamente y se le obligó a suicidarse con cicuta. Estos últimos momentos de su vida son los que relata Platón en su Fedón, cuando pone en boca de su maestro las pruebas de la inmortalidad del alma, basadas en ideas puramente lógicas.

Estos tristes sucesos hicieron que Platón negara la democracia y propusiera innovadoras formas de gobierno en su República. Una sociedad que divide a los individuos según tengan más desarrollada una de las partes del alma que hemos explicado antes, y dónde el poder se encuentra en manos de los filósofos, los únicos capaces de mirar por el bien común.

Las ideas de Platón sobrevivieron siglos después de su muerte. La religión cristiana las absorbió en parte, y así se han mantenido en occidente hasta nuestros días. Por otro lado, influyó en buena parte de filósofos posteriores, y aún hoy en día podemos aprender de él y su maestro Sócrates leyendo sus famosos Diálogos.

2 comentarios to “Texto de Platón comentado”

  1. Es un buen comentario. En la cuestión segunda debes hacer mención a la alegoría de la línea después de hablar del mito de la caverna.
    las características del alma debes hacer más hincapié.
    En la tercera cuestión debes resaltar mas el enfrentamiento de Sócrates con los sofistas, la propuesta de estos y la solución de Sócrates.
    saludos

  2. si,es un buen comentario,gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: