Open minds
will descend upon you

Julie & Julia

Lo que más me llamó la atención de esta película es lo alta que parece la actriz Meryl Streep… ¿lo será así en realidad? Supongo que no, que será cosa de las exigencias del guión, ya que interpreta a una mujer real, Julie Child altísima americana cuyo amor por la buena comida (que obviamente tenía que ser francesa) la convirtió en embajadora culinaria de Francia en los Estados Unidos, donde hasta entonces, como se dice en la película, “sólo comían hamburguesas y nubes de azúcar”. Sí, esto nos lleva a pensar que el mérito de Julie Child tal vez no fue ser buena cocinera (aunque eso nunca lo sabré, claro está) sino llevar comida de verdad a los pobres estadounidenses.

Para quién aún no se haya enterado, esta película va sobre comida, de hecho aparece comida en casi todos sus fotogramas, sus protagonistas femeninas en cocinar para deleitarse después con ricos platos (es un milagro que las dos tengan una silueta perfecta, a pesar de estar de gozar sin miedo del chocolate fundido, la mantequilla más sabrosa o suculentos asados), la comida es el eje central de sus vidas, de hecho. Y sobra decir que pasaréis con hambre toda la película, y que más vale que al salir os esperen en casa con una buena cena…

Una película correcta sin más, buenas actuaciones (a mí el personaje de Julie Child me ponía un poco nerviosa por su exagerada elocuencia) todo quizá demasiado feliz y acartonado para mi gusto. Lo más destacable de esta película es que consigue abrirte el apetito, a parte de eso no esperéis escenas conmovedoras o de acción, porque su ritmo es más bien lento (aunque en ningún momento volvió a aburrirme, estaba demasiado ocupada relamiéndome).

Por cierto, que la otra protagonista, Julia Powell tiene al parecer un exitazo rotundo con su blog, en el que publica sus experiencias y anécdotas al cocinar en un año todo el libro de recetas de Julie Child. Lamentablemente no puedo decir lo mismo con mi blog, lo intenté primero con la filosofía, pero ya sé que la gente de hoy en día está demasiado ocupada para leer las cavilaciones de otros, y estoy segura que ni siendo el mismísimo Platón habría logrado comentarios (de hecho creo que en ese caso no hubiera tenido ni uno solo). Por esa razón ahora me dedico al cine, porque al menos así contáis con una opinión que os previene o anima antes de gastaros la burrada que piden ahora por ver una película. Pero no voy a llegar tan lejos como Julia Powell, asesinando pobres langostas, o rompiéndome el brazo batiendo yemas de huevo para hacer una deliciosa tarta. De todas formas, si estáis leyendo esto, comentad un poco, que a mi blog le van a salir telarañas, y así al menos dejáis constancia de vuestra existencia.

Bon apetit!

Ninguna respuesta to “Julie & Julia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: