Open minds
will descend upon you

Comentario de texto de S. Agustín

5 Ag. —Evidentemente, si esto es así, ya está resuelta la cuestión que propusiste. Si el hombre es en sí un bien y no puede obrar rectamente sino cuando quiere, síguese que por necesidad ha de gozar del libre albedrío, sin el cual no se concibe que pueda obrar rectamente. Y no porque el libre albedrío sea el origen del pecado, por eso se ha de creer que nos lo ha dado Dios para pecar. Hay, pues, una razón suficiente de habérnoslo dado, y es que sin él no podríamos vivir rectamente. Y que nos ha sido dado para este fin se colige del hecho de castigar Dios a quien usa de él para pecar.
6 Sería injusto ese castigo si el libre albedrío nos hubiera sido dado no solo para vivir rectamente, sino también para pecar. En efecto, ¿cómo podría ser castigado el que usara de su libre voluntad para aquello que le fue dada? Así, pues, cuando Dios castiga al pecador, ¿qué te parece que le dice, sino estas palabras: «¿Por qué no usaste del libre albedrío para lo que te lo di, es decir, para obrar el bien?».
San Agustín, Del libre albedrío. Libro II [La libertad humana].Capítulo I.

El texto nos habla de la importancia de la libertad para ser persona con capacidad de decisión moral

Cuestiones:

1.Exponer las ideas y la estructura argumentativa del texto propuesto.

La idea principal que expone este texto es la libertad que tiene todo ser humano de obrar bien o mal.

Las ideas secundarias son: Dios ha otorgado al ser humano esta libertad, y el único fin de esta es hacer el bien. Si usa su libertad para hacer el mal el ser humano será castigado ya que está desobedeciendo a Dios.

2. Explicar el problema de la la libertad en San Agustín y desarrollar sistemáticamente las principales líneas de su pensamiento:

San Agustín considera que el ser humano es libre de amar a Dios o no. Pero por oto lado él también advierte que sólo aquellos que aman a Dios son buenos, siendo, así pues, malos los que no lo aman. De esta manera San Agustín establece las bases de la sociedad, no de manera psicológica (como Platón, que dividía las clases según la característica predominante en el alma de sus individuos). Los que aman a Dios irán a la Ciudad de Dios (la vida eterna, donde la felicidad puede ser alcanzada) y los que no lo aman se quedarán fuera.

San Agustín, además de nueva ética, también propone una concepción nueva de la historia. Hasta entonces, los romanos (el imperio dominante en occidente) habían pensado en la historia como algo cíclico (de manera que ellos siempre estarían en el poder) pero ante su evidente derrota, S. Agustín presenta una concepción lineal de la historia, donde el acontecimiento culminante es el nacimiento de Cristo; todo lo anterior es una preparación a dicho acto, y lo posterior, sus consecuencias. Por esta razón él defiende que el Estado ha de estar siempre bajo el poder de la Iglesia, ya que él primero puede caer, pero la Iglesia es eterna.

Como se puede ver, S. Agustín basa toda su filosofía en un eje principal: la figura de Dios. Y esto es porque, por primera vez, no sólo la razón se va a tener en cuenta en esta disciplina, sino también la fe, no sólo el entendimiento, sino que aparece la voluntad. La razón y la fe están unidas, pero la razón se limita a explicar lo que la fe ya sabe. Por otro lado, el ser humano tiene la capacidad del autotranscendimiento, es decir, el ir más allá de la conciencia. S. Agustín es un filósofo platónico y no se fía de los sentidos, ya que estos engañan. Por esa razón, para él, el entendimiento consta de dos partes: primero la interiorización, ya que, como se ha mencionado antes, al no poder fiarse de los sentidos hay escuchar sólo la voz de la conciencia. Y si nos centramos en ella, nos encontraremos ante las ideas inmutables, que no se sabe como han llegado hasta ahí ya que el ser humano es un ser mutable y por tanto no puede haberlas creado. De este interrogante se aprovecha S. Agustín para probar la existencia de Dios: la causa real proporcionada, un argumento a priori, pues no tiene en cuenta la información empírica. S. Agustín defiende que, si nosotros tenemos ideas inmutables pero no las hemos creado, entonces un ser inmutable ha tenido que crearlas y ponerlas allí. Ése sólo puede haber sido Dios, por lo tanto Dios existe. Otros argumentos para probar su existencia son: el consenso (si mucha gente cree en Dios entonces es cierto que este existe) y el orden del universo (si el universo se nos presenta ordenado alguien tiene que haberlo ordenado, y este sólo puede ser Dios). Por otro lado no hay que olvidar que S. Agustín también nos habla de la voluntad frente al entendimiento, siendo esta la capacidad de intentar encontrar la felicidad (que no existe en este mundo más que en las mencionadas ideas inmutables, es decir, en Dios).

3.Relacionar el pensamiento de San Agustín con su marco histórico,sociocultural y filosófico.

San Agustín es el primer filósofo cristiano de su tiempo. Vivió una época difícil, en la que el Imperio Romano se deshacía y con él morían poco a poco las filosofías helénicas (tales como el Epicureísmo, el Estoicismo y el Neoplatonismo) al tiempo que el cristianismo las absorbía y se hacía más fuerte gracias a ellas.

S. Agustín fue primero maniqueo (el Maniqueísmo era una religión que defendía la existencia de dos fuerzas en la tierra: el bien y el mal. Según la que predominara en una persona esta era buena o mala). Posteriormente pasó a ser neoplatónico, (de Platón conservaría siempre muchas líneas de pensamiento, tales como la desconfianza en los sentidos y la importancia de las ideas inmutables), pero al dialogar con el obispo de Milán, éste le convenció para que se volviera cristiano. Posteriormente el propio S. Agustín llegaría a ser obispo de Hipona, su ciudad natal.
Después de su muerte, como tuviera gran repercusión en la filosofía y la religión cristiana, surgió una corriente de pensamiento llamada Agustinismo. Éste separaba completamente la fe de la razón, considerando que esta última debía estar siempre bajo el servicio de la fe.

Tras él llegaron otros filósofos cristianos que quisieron demostrar por medio de la razón la existencia de Dios, tales como S. Anselmo de Canterbury, que partía de la premisa de que Dios no existía, pero reflexionando luego sobre el concepto de Dios llegaba a la conclusión de que éste representaba todas las cualidades humanas en su grado máximo. Y si el ser humano tiene la categoría de existencia y Dios no, el ser humano ya es mejor que Dios, lo cual es impensable. Así que por esta razón consideró demostrada la existencia de Dios.

Por otro lado también hubo herejías (corrientes de pensamiento no aceptadas por la Iglesia) tales como el Traducianismo (los padres transmiten el cuerpo y el alma con sus pecados a sus hijos) o los llamados pelagianos, que afirmaban que cuando más cerca se estaba de Dios menos tendencia se tenía a hacer el mal, idea originada en el intelectualismo moral.

4. Explicar el problema de la justificación del comportamiento en un autor o corriente filosófica de la edad antigua.

La justificación del comportamiento en S. Agustín está tomada de Platón y su intelectualismo moral, ya que hay que tener en cuenta que S. Agustín fue neoplatónico antes que cristiano.
Platón expone en su alegoría de la línea, que cuanto más sabiduría adquiere el ser humano, más cerca está de la idea de Bien. Por tanto, el intelectualismo moral defiende que aquellos que obran mal es porque no conocen el bien, obrando siempre bien aquellos que son suficientemente sabios como para llegar a la idea de Bien. Es decir, que se tiene libertad para obrar bien o mal, pero que la sabiduría de una persona garantiza su bondad.

S. Agustín parte de este argumento, pero cambia algunas cosas. En vez de que la sabiduría adquirida por la razón sea la que nos acerca al Bien, él hace que sea la fe, de tal manera es nuestro amor por dios (o la ausencia de él) lo que nos hace buenos o malos.

Por otro lado, ambos (S. Agustín y Platón), desdeñan la información de los sentidos y ensalzan la importancia de las ideas inmutables.

En mi opinión S. Agustín simplemente se limita a utilizar los razonamientos de Platón para su propio beneficio (y el del cristianismo) pero de esta manera los corrompe, ya que la obligada figura de Dios que introduce en todos ellos deshace el maravilloso equilibrio de las ideas propiamente platónicas.

2 comentarios to “Comentario de texto de S. Agustín”

  1. La filosofia complica mucho con temas tan abundantes en miles de libros, ni leyendolos día y noche alcanzaria a evacuarlos todos.
    El paso rápido acepto a Jesucristo como mi salvador y Dios me fortalece para comprender su palabra.

    • Sí, como bien dices en la vida hay dos caminos: el paso rápido, aceptar creencias dogmáticas (lo cual parece facilirtar la vida, pues así ya tenemos a un salvador) o por el contrario cuestionarnos todo, pensar, y permanecer siempre abiertos a nuevas ideas (aunque esto implique que somos responsables de nuestros actos y que, en última instancia, deberemos salvarnos a nosotros mismos).

      La filosofía es complicada, sí, tanto como asumir la libertad y hacernos responsables de nuestros actos. Pero ahí esta el reto… para quienes sean lo suficientemente valientes como para asumirlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: