Open minds
will descend upon you

Canino

Esta es una de esas películas de culto, que la gente suele aborrecer o adorar.

Por lo visto, el fin de semana pasada, muchos conocidos habían ido a verla. Los adjetivos que más utilizaban para describirla eran: repugnante, asquerosa, fuerte, desagradable… Pero es que a veces el arte no es algo armónico,delicado y bello de observar (siendo a la vez un poco aburrido) sino, como decía (supuestamente) Bertol Brecht “el arte no es un espejo, sino un martillo”. Muchas veces la gente busca el arte como un espejo donde ver el reflejo de este mundo en su versión más dulce y agradable, pero a veces se encuentran con un sólido martillo que les golpea la cabeza una y otra vez, hasta que tienen que marcharse (en este caso de la sala de cine) aturdidos y confusos, sin saber muy bien que pensar.

Sí, a la película “Canino” le va que ni pintada esta frase.

Como ya he avisado, presenta escenas muy crudas, pero tan reales, que a mi no me parecieron desagradables. Simplemente me sirvieron para sumergirme más en la historia. Cuando me presentan sucesos edulcorados, o veo a personajes esteriotipados, tiendo a distanciarme de todo lo que ocurre y, por tanto, a aburrirme. Pero cuando ves la realidad al otro lado de la pantalla, esos ligeros matices, esos rostros de los actores sin photoshop ni maquillaje, sus muecas… y te reconoces en ellos, la acción, por surrealista que pueda ser en un principio, te absorbe y te introduce dentro a ti también. Eso fue uno de los puntos fuertes de la película “Canino”.

Por otro lado, aconsejaría a la gente que no se quedara sólo con las escenas desagradables, sino que también reflexionara sobre el mensaje que trae la historia. Se trata, ante todo, de un curioso experimento sociológico. Las mentes humanas, al parecer, pueden moldearse de muchas maneras, confundirse, engañarse. Pero en esencia, todo ser humano sólo ansia una cosa: libertad. E inconscientemente dedicará toda su vida a buscarla. Si privas a una persona de este don, poco a poco se va pervirtiendo al tiempo que enloquece, y finalmente decide que es preferible morir que vivir sin libertad alguna. Porque el hombre sólo conoce lo que ve, pero la libertad es innata. Aunque jamás la hayas probado, sabes que estás en tu derecho de hacerlo, y sensación no puede arrebatártela nadie.

La historia que se relata en este film podría ser peligrosamente real, ya que en el periódico recuerdo haber leído cosas parecidas. Muestra uno de los rasgos más oscuros del ser humano, pero no por eso hay que despreciarla, sino todo lo contrario.

Para los curiosos:

Recomiendo esta película para:

-Aquellos que les guste ver cine que les haga pensar, y llegar a reflexiones profundas.

-Aquellos que estén interesados en la sociología y en el comportamiento humano.

-Personas curiosas.

Desaconsejo esta película para:

-Aquellos que sólo quieran entretenerse un rato (lo único que conseguirán es pasarlo mal).

-Personas extremadamente sensibles que no soporten el sufrimiento o escenas desagradables en pantalla.

Y por cierto, un final magnífico.

Una respuesta to “Canino”

  1. Ejem… que decir de esta película… personalmente salí del cine con bastante mal cuerpo por que es una película que deja un regusto desagradable (en mi opinión) pero desde luego es sumamente interesante para reflexionar, para ver hasta que extremos puede llegar la mente humana si se obsesiona con algo. Me pareció una película recomendable aunque hay escenas que quizá, como tú dices, no sean para personas extremadamente sensibles…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: