Open minds
will descend upon you

También la lluvia

Hoy tenemos una película bastante interesante, que además, con un poco de suerte, resultará seleccionada en los Oscars como mejor película extranjera.

Para los que no estén al tanto, estoy hablando de También la lluvia, el nuevo trabajo de la directora española Icíar Bollaín. Para empezar, hay que resaltar el curioso hecho de que estemos hablando de una directora (para variar). De hecho, creo que en todo este blog es la primer película que comento que está dirigida como una fémina…

He aquí una imagen de la directora. Como curiosidad comentaré que por lo visto tiene una hermana gemela igualita a ella (uoh, que miedooo) y está casada con el guionista de esta película, Paul Laverty, más conocido por ser guionista de Ken Loach, genial director irlandés.

En primer lugar (y ya hablando de la película) me parece que tiene un comienzo bastante impresionante, lo cual es un punto a su favor. Saber captar la atención desde el principio es algo casi tan importante como hacer un buen final. Por otro lado, la historia es interesante, las actuaciones muy creíbles (da gusto encontrar una película española donde te crees los personajes de los actores, para variar) y el tema a tratar interesante.

No quiero desvelar nada del argumento, que es uno de los puntos fuertes de la película (te mantiene en vilo las dos horas que esta dura) pero quiero resaltar el rasgo que más me ha gustado de esta historia, y es, sin duda, sus personajes. Aunque no dejan de seguir unos cánones bastante determinados, he de decir que son bastante profundos, complejos y contradictorios, tal y como a mí me gustan. Es decir, es la típica película en la que al principio clasificas a los personajes en bueno, malo… etc. Y al final de ellas te das cuenta de que el que pensabas que era bueno es un cabroncete, el malo al final es el único que tiene algo de verdadera humanidad… etc. En esta película también hay una crítica al mundo del cine y a los actores en particular. Criaturas petulantes y orgullosas en cuanto al mundo interpretativo, pero débiles y  cobardes cuando se trata de actuar en el mundo real. (Supongo que no se puede ser perfecto en todo…) También hay en esta obra una interesante reflexión histórica sobre hechos que, pese a que nos puedan parecer lejanos, aún son (desgraciadamente) muy actuales en nuestro tiempo. Además, el planteamiento en sí es bastante interesante: una película sobre una película, lo cual nos recuerda vagamente un tópico tan antiguo como los griegos, y es el del Teatrum Mundi. El mundo no es más que un escenario por el que desfilan los personajes de la tragedia de turno ante el público… que es la humanidad entera.

Y dentro de las cosas que más me han gustado no puedo evitar mencionar la magnífica (aunque breve) actuación del comisario boliviano. ¡Qué mirada, señoras y señores! Congela el corazón de una manera tal que cuesta creer que sólo esté actuando. Y la escena de la persecución de los perros. Corta la respiración.

¿Puntos negativos? Quizá el final de la película es tristemente poco real, pero en fin, que queda bonito no lo vamos a negar. Por lo demás, no tengo nada que objetar a esta película que me tuvo pegada a la butaca del cine con el corazón agitado en todo momento. Bellísimo paisaje el que muestra: la selva boliviana es un verdadero paraíso terrenal.

Y aquí cuelgo algunas imágenes del film, con la esperanza de animaros a que lo veáis (merece la pena sacarse la entrada en el cine).

Los protagonistas de la película: un director de cine y su productor. (Que son como la lógica y la retórica, sin el uno el otro no puede existir… jeje).

El director de la película (el joven) y el actor protagonista, que resulta que es el único que tiene narices para echarle morro también a la vida real.

Otros dos actores de la película. Ahí los encontráis muy inocentes vestiditos de curas, pero ya veréis, ya…

Parte de la ya mencionada apabullante escena de los perros. Brillante y terrible.

Otro de los actores del film, que, a diferencia del resto, vive en sus carnes una historia muy parecida a la que luego tiene que representar. Un personaje interesante que nos recuerda que a veces es necesario gritar si queremos ser escuchados… y tener el valor de afrontar las posibles consecuencias.

Apocalíptica escena final. Intensa, sin lugar a dudas.

No me queda otra cosa que decir salvo que apoyo firmemente su candidatura como mejor película extranjera para los Oscars, y espero con ganas que sea elegida, porque se lo merece.

*Aconsejo esta película para:

-Aquellos deseosos de ver algo que se da muy, muy pocas veces: ¡una buena película española!

-Aquellos que quieran ir al cine esta semana pero no tirar el dinero.

-A los que les gusta el cine en general. Como mínimo esta película es entretenimiento asegurado.

*Desaconsejo esta película a:

-Aquellos amantes de la típica peli de acción de la típica peli de sobremesa (sí, esos telefilms de obsesiones y amores tórridos y asesinatos… etc.) de los sábados. Definitivamente a quienes adoran esos géneros no suele gustarles algo que se salga de ellos. (Y lo digo sin ánimo de ofender, que conste).

Y aquí va el trailer.

Ninguna respuesta to “También la lluvia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: